17 Febrero

Agradecimiento

Hacia ti, hombre, mujer, joven, paciente con nombre,
por confiar en mí,
por mostrarte y defenderte,
por poder vivir conmigo lo que te sucede continuamente ahí fuera,
por no saber,
por saber,
por permitir que suceda aquello que te ayuda,
por sentirte expuesto,
confuso,
vulnerable,
por dar tiempo,
por creer en la terapia,
por construir terapia,
por dudar de ella,
por tomar de ella lo que necesitas,
por sentirte sentido,
por vivir la oportunidad de que algo sucede cuando “nos” sucede,
estando ambos,
más allá de las ideas, las palabras,
más allá de lo que creemos que somos y estamos haciendo.

Gracias.

Nuria Zabala

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

2 respuestas a “Agradecimiento”

  1. Marta Beranuy dice:

    Hoy me he cruzado con la carta de agradecimiento que le escribe Albert Camus a su maestro de escuela, y me he acordado de tu entrada al blog, Nuria. Qué importantes son los agradecimientos… Me sumo a ello. Gracias a todos por todo lo que compartís, nos enseñáis y nos brindáis cada día. Un abrazo.

    Dejo aquí copiada la carta de Camus:

    Querido señor Germain:

    Esperé a que se apagara un poco el ruido de todos estos días antes de hablarle de todo corazón. He recibido un honor demasiado grande, que no he buscado ni pedido. Pero cuando supe la noticia, pensé primero en mi madre y después en usted. Sin usted, sin la mano afectuosa que tendió al niño pobre que era yo, sin su enseñanza no hubiese sucedido nada de esto. No es que dé demasiada importancia a un honor de este tipo. Pero ofrece por lo menos la oportunidad de decirle lo que usted ha sido y sigue siendo para mí, y de corroborarle que sus esfuerzos, su trabajo y el corazón generoso que usted puso en ello continúan siempre vivos en uno de sus pequeños escolares, que, pese a los años, no ha dejado de ser un alumno agradecido. Un abrazo con todas mis fuerzas,
    Albert Camus

  2. Rosa dice:

    Me alegra, me pone nostálgica, me toca el corazón, me descansa, me anima a continuar en el fragor de la vida, me da fuerza…todo eso me produce tu poema Nuria, así de repente. Sencillo y potente. Gracias también a ti por escribirlo y compartirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *